TE VEO 19 No me pises que llevo…

El Palmeral de las Sorpresas, un espacio público recientemente diseñado y construido, podría padecer de “exceso de celo” de que se pueda deteriorar. Las cosas son para cuidarlas, es obvio, pero también para usarlas.

En todo caso, habría que plantearse si el césped es o no la variedad vegetal más adecuada para ese retal que queda enmarcado por piedra. Es como ponernos el caramelo delante paro luego quitárnoslo. Para eso, quizás hubiese sido más apropiado colocar alguna otra especie que aporte otros valores de olor o color al lugar y dibuje otro escenario. O una zona de petanca, de canicas, unas tumbonas para tomar el sol, o un trozo de césped que nos dejasen pisar…   cualquier cosa al menos utilizable.

019  MALAGA teveo_1de2-low

019  MALAGA teveo_2de2-low